Residencia Villazul — Para Adultos Mayores
Teléfono: 5687 6033
Ubicación | Contacto |

La depresión es un padecimiento en donde la persona no le encuentra sentido a la vida, existe sentimiento de desesperanza, angustia, pérdida del interés muchas veces ligada a un padecimiento físico o cambios corporales propios de esta etapa.

Existen estudios que señalan que un gran porcentaje de adultos mayores presentan una fuerte depresión, incrementándose en la medida en que la edad avanza. Psicosocialmente se presenta una disminución de la actividad física y social, en muchos casos se dan situaciones como la pérdida de familiares y/o amigos sintiendo soledad y tristeza. Así mismo el hecho de retirarse de la vida laboral incurre en la economía personal o familiar. Por otro lado se van presentando enfermedades en el organismo que conllevan a tratamientos y al consumo de fármacos.

 

Los síntomas que presentan los adultos mayores más frecuentes en una depresión son:

 

• Se tornan más callados y distantes, serios, irritables , poco tolerantes, siente que solo a él le suceden cosas, estado de ánimo variable, parte del día se siente desganado y sin energía.

 

• Pierden el interés por actividades que antes eran parte de su vida.

 

• Se sienten culpables por hechos y situaciones pasadas, frustración.

 

• Presentan trastorno del sueño, no teniendo un sueño reparador

 

• Pensamientos negativos, ideación suicida, sienten que su vida no tiene sentido, descuido personal.

 

• Impaciencia inquietud, constantes movimientos de manos y pies, ansiedad, estrés.

 

• Malestares musculares, cefaleas, dispepsias, nauseas, boca seca.

 

• Trastorno en la alimentación.

 

• Disminución del deseo sexual.

 

En cuanto al tratamiento es importante:

 

• Tener en cuenta el lugar donde el paciente vive y se desenvuelve, cambiar de lugar muebles y demás que puedan traer recuerdos.

 

• La presencia de otras enfermedades debe ser considerada por el paciente, aprendiendo a ser tolerantes.

 

• En casos severos pensar en la necesidad de hospitalizarlo.

 

• Medicación antidepresiva, y los que su médico indique.

 

• Terapia psicológica que tienda a la liberación de emociones.

 

Se recomienda en estos casos de depresión en las persona de avanzada edad: practicar regularmente caminatas y ejercicios, bajo autorización del médico, rodearse de personas positivas, cariñosas y empáticas, corregir malos hábitos de sueño, evitar alcohol y drogas, tomar medicación a sus horas, utilizar técnicas de relajación y terapia ocupacional entre otros.

Las residencias para adultos mayores pueden ser una gran alternativa para que los adultos mayores se mantengan activos y convivan con personas de su misma edad e intereses, ya que algunas de ellas cuentan con un programa de actividades físicas y mentales así como paseos socio culturales.